El grupo de telecomunicaciones British Telecom(BT) ha registrado un beneficio neto de 946 millones de libras(1.350 millones de euros) durante el segundo trimestre fiscal, lo que supone una mejora del 1% respecto a igual periodo de un año antes. Sin embargo, el resultado antes de impuestos cayó un 17% hasta los 1.035 millones de libras por gastos de reestructuración para ganar competitividad. No obstante, el consejero delegado de BT, Ben Verwaayen, asegura que los resultados de la firma son fuertes y recuerda que la operadora no ha dejado de obtener beneficio por acción desde los últimos 22 meses.
La facturación de la empresa aumentó el 3% hasta 10.128 millones de libras entre abril y septiembre, de los que algo más de un tercio, 3.729 millones, correspondieron a los servicios de nueva generación, un 10% más que en el ejercicio anterior. El beneficio bruto de explotación (EBITDA) creció el 3% a 2.822 millones de libras mientras que el dividendo propuesto para ese periodo será de 5,4 peniques (7,75 céntimos) por acción, lo que significa un incremento del 6%, indicó la empresa. BT terminó su primer semestre fiscal con 11,7 millones de conexiones de banda ancha a terceros -2,4 millones más que hace un año-, de los que cuatro millones corresponden al negocio minorista de la propia compañía. La empresa aseguró hoy que durante el año 2008 lanzará el nuevo sistema de banda ancha ADSL2+, que permite ofrecer servicios de hasta 24 megabits por segundo, mucho más rápido que el tradicional. El consejero delegado de BT, Ben Verwaayen, dijo que los resultados presentados hoy son "fuertes" y que la compañía no ha dejado de obtener beneficios por acción en los últimos 22 meses. Verwaayen también quiso dar la bienvenida al nuevo presidente de BT, Michael Rake, que ejerce como tal desde septiembre, y destacó que su dinamismo y visión para los negocios ayudará a que triunfe la transformación de la compañía.