El Banco Santander celebra hoy una junta general extraordinaria de accionistas para aprobar la absorción de la sociedad Somaen Dos y cumplir el acuerdo alcanzado con Total, que permitirá a la petrolera recuperar la participación del 8,3% que controlaba en Cepsa a través de la sociedad Somaen Dos.
Si se aprueba en la junta, el Santander, que tiene el 19,9% de Cepsa cedido a Somaen Dos, completará la absorción de esta compañía y de otras cuatro sociedades, y su patrimonio será trasladado en bloque al Banco Santander. El Santander comunicó el pasado lunes que había vendido un total de 11.650.893 acciones de Cepsa, representativas del 4,35% de su capital, al grupo francés Total por un total de 52,9 millones de euros. El banco que preside Emilio Botín vendió esta participación a Total a un precio de 4,5 euros por acción, 56,6 euros por debajo de la cotización actual de la petrolera, que ronda los 61,1 euros, o lo que es lo mismo, 656,4 millones de euros por debajo de su valor actual de mercado.