La Comisión Europea abrió hoy una investigación en profundidad sobre la fusión entre la agencia de noticias británica Reuters y la canadiense Thomson al constatar que la operación podría tener "efectos negativos" sobre la competencia en varios mercados del sector de la información financiera. La decisión de abrir una investigación en profundidad no prejuzga su resultado final, informó el Ejecutivo comunitario en un comunicado. Bruselas dispone ahora de 90 días laborables (hasta el 25 de febrero de 2008) para tomar una decisión definitiva sobre si autoriza o no la concentración.