La Comisión Europea presentó hoy un simulador informático con el que pretende predecir el comportamiento de los agentes económicos y la evolución de los mercados en función de las políticas económicas que se apliquen, con el objetivo de poner a prueba su efectividad y evitar futuras crisis como la actual. El proyecto de investigación ha contado con un presupuesto de 2,5 millones de euros y emplea una tecnología de simulación similar a la que existe en el cine, que predice la interacción entre distintos agentes económicos como hogares y empresas, bancos y prestatarios o empresas y trabajadores en busca de empleo.