La Comisión Europea propuso hoy formalmente negociar un nuevo acuerdo que permita a Estados Unidos acceder a los datos bancarios de ciudadanos europeos gestionados por el consorcio Swift para investigaciones antiterroristas. El mandato negociador diseñado por Bruselas incluye más garantías de privacidad para atender a las exigencias de la Eurocámara, que el mes pasado tumbó el pacto provisional que ya habían alcanzado Washington y los 27.