La Comisión Europea negó hoy que haya autorizado la operación de compra de la compañía de todos los títulos de Aguas de Barcelona por parte de sus mayores accionistas, La Caixa y Suez, y añadió que la propuesta de adquisición no le ha sido ni siquiera notificada. La transacción no ha sido autorizada por la simple razón de que no ha sido notificada bajo el reglamento de fusiones, declaró a Europa Press el portavoz de Competencia del Ejecutivo comunitario, Jonathan Todd.