La Comisión Europea dio hoy a España un año extra, hasta 2012, para corregir su déficit excesivo, aprovechando al máximo la flexibilidad que permite el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) en tiempos de recesión. El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, justificó el alargamiento del plazo por el empeoramiento de la situación económica y la perspectiva de que la recuperación sea lenta. Hasta ahora, tanto el vicepresidente económico, Pedro Solbes, como el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, habían anunciado que el plazo para volver por debajo del umbral del 3% sería 2011. El Ejecutivo comunitario pidió además al Gobierno que en el plazo de seis meses, como muy tarde en octubre, comunique a la UE qué medidas piensa adoptar para corregir el déficit excesivo a tiempo. Almunia explicó que para entonces ya habrá un proyecto de presupuesto y que lo que harán los Veintisiete será analizarlo "para comprobar si está siguiendo el ritmo de ajuste presupuestario que está implícito en estas recomendaciones".