La Comisión Europea ha autorizado hoy la compra de la empresa holandesa Stork Food Systems por parte de la sociedad islandesa Marel. Ambas compañías fabrican y venden maquinaria y material para la transformación de animales en alimentos, en particular aves, pescado y carne roja. El Ejecutivo comunitario ha concluído que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado europeo.