La Comisión Europea autorizó hoy la compra conjunta de General Electric Homeland Protection (GEHP) por parte de la filial estadounidense del fabricante aeronáutico francés Safran, Safran USA, y de la estadounidense General Electric, al constatar que la operación no afectará de manera significativa a la competencia en el espacio económico europeo o en una parte sustancial del mismo. La empresa estadounidense GEHP se dedica al desarrollo, fabricación, instalación y mantenimiento de productos utilizados para detectar explosivos, armas, drogas ilegales, material radioactivo, sustancias biológicas y químicas, así como a los riesgos asociados. Por su parte, la también estadounidense General Electric realiza diversas actividades de fabricación, tecnología y servicios. El grupo Safran opera en el sector de propulsión aeroespacial, equipamiento de aeronaves y seguridad de defensa.