La Comisión Europea autorizó hoy el proyecto de compra de activos de la sociedad norteamericana Delphi Corporation, fabricante de equipos electrónicos móviles y sistemas de transporte, por el constructor automovilístico General Motors (GM), también norteamericano. Bruselas ha llegado a la conclusión de que la operación no impedirá de manera significativa la competencia en el espacio económico europeo ni en parte del mismo.