La Comisión Europea autorizó hoy a la empresa energética italiana Enel Green Power y al fabricante japonés de productos electrónicos Sharp Corporation a crear una empresa conjunta de generación y suministro de electricidad. El Ejecutivo comunitario constató que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el espacio económico europeo o en una parte sustancial del mismo.