La Comisión Europea (CE) ha aceptado hoy los compromisos ofrecidos por GDF Suez para evitar una posible multa por abuso de posición dominante en el mercado energético francés y ha decidido cerrar el caso que mantenía contra la empresa. "Los remedios ofrecidos por GDF Suez ofrecen a sus competidores una oportunidad real de entrar en el mercado del gas y ofrecer a los consumidores más opciones y precios más competitivos", ha explicado la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes. La empresa, según Bruselas, se ha comprometido a una "importante" reducción de su presencia en la estructura de importación de gas en Francia, es decir, en gasoductos y terminales de gas licuado.