El primer ministro británico, Gordon Brown, propondrá en la cumbre del G20 del 2 de abril someter los paraísos fiscales a escrutinio internacional en un intento de terminar con su política de secretismo. A pesar de las presiones procedentes de los propios paraísos fiscales, el líder laborista quiere que los asistentes a la cumbre discutan un sistema multilateral de información sobre las cuentas abiertas en ellos. Así lo informa hoy el diario "The Guardian", según el cual Brown ha informado a los otros dirigentes políticos de que el plan que propone se basa en las propuestas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).