El primer ministro británico, Gordon Brown, advirtió hoy de que es necesario inyectar un "mínimo" de 100.000 millones de dólares al sistema financiero internacional para impulsar el comercio exterior, medida necesaria para salir de la crisis. "Por primera vez acordamos el volumen de recursos necesarios para asegurar que las empresas puedan exportar, 100.000 millones de dólares", explicó Brown, en una rueda de prensa posterior a su encuentro con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.