El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo hoy en un discurso ante el pleno de la Eurocámara que la UE debe asumir un papel de liderazgo a la hora de encontrar soluciones a la crisis económica y financiera internacional en la cumbre del G-20 que se celebrará el 3 de abril en Londres. Y abogó además por reforzar la cooperación entre la UE y EEUU no sólo para hacer frente a la recesión sino también a otros desafíos como el terrorismo, el cambio climático o el conflicto en Oriente Próximo. Brown se declaró "orgulloso" de ser europeo y aseguró que Reino Unido "no se ve como una isla a la deriva de Europa sino como un país en el centro de Europa". A su juicio, Europa se encuentra en una situación privilegiada para ejercer un liderazgo mundial a la hora de afrontar los desafíos de la globalización porque ha logrado el mayor mercado único del mundo, el mejor marco de protección del medio ambiente, el mayor programa de ayuda al desarrollo y el sistema de protección social más amplio.