El primer ministro británico, Gordon Brown, apoyó hoy un plan que permita estimular el comercio mundial y evite el proteccionismo para afrontar la crisis económica global. Con motivo de la cumbre del G-20 -países desarrollados y emergentes- del próximo 2 de abril en Londres, Brown manifestó el respaldo a este plan tras reunirse con el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Barroso. El primer ministro agregó que los dos se han puesto de acuerdo en una agenda "ambiciosa pero necesaria" para llevar adelante una reforma de la regulación del sistema financiero internacional. "El plan que acordemos en esta reunión del G-20 será completo. Cubrirá las medidas que estamos tomando para estimular la economía global y reformar el sistema financiero global", señaló Brown. "Vamos a proponer mecanismos de supervisión más rigurosos para evitar barreras arancelarias y no arancelarias con un claro mandato para que la Organización Mundial de Comercio siga más de cerca e informe sobre medidas proteccionistas tomadas por países y que violen los compromisos (contraídos)", agregó. El primer ministro hizo hincapié en la necesidad de impulsar el comercio mundial sin caer en el proteccionismo que marcó los años posteriores a la crisis de 1930.