El grupo de telecomunicaciones British Telecom (BT), primero del Reino Unido, aumentó su beneficio neto el 24% hasta los 607 millones de libras (900 millones de euros) en su primer trimestre fiscal, que concluyó el 30 de junio. Ese incremento de beneficios se debió en parte al aumento de la demanda de sus servicios de nueva generación -como internet-, cuyo ingresos crecieron el 11% hasta los 1.815 millones de libras.