La aerolínea británica British Airways (BA) mantuvo en mayo su volumen de pasajeros en relación con el año anterior, lo que indica que se ha recuperado del desastroso estreno de la terminal 5 de Heathrow (Londres), que causó numerosas cancelaciones de vuelos y extravío de equipajes. Según los últimos datos facilitados por la compañía, BA transportó el mes pasado a un total de 2,81 millones de personas, apenas un 0,6% menos que en el mismo periodo del 2007. El número de pasajeros a América se redujo un 2,5%, mientras que aumentó un 1,3% en las rutas a Asia Pacífico, y se mantuvo casi invariable en los vuelos por Europa y a Africa y Oriente Medio. Los aviones de BA volaron en mayo a un 71,8% de su capacidad, un ligero descenso respecto al 73,3% registrado el año pasado, según los datos de la empresa.