British Airways ha informado al Departamento de Trabajo y Reformas Laborales del Reino Unido de 2.000 posibles despidos entre su tripulación. Una portavoz de British Airways dijo el martes que la aerolínea comunicó la semana pasada al Gobierno del Reino Unido la posibilidad de llevar a cabo despidos, aunque el número podría verse reducido dependiendo de las ofertas que acepten los 14.000 miembros de la plantilla. Las opciones incluyen el despido no remunerado y el traspaso a la media jornada de forma permanente o temporal. British Airways está llevando a cabo una reestructuración de su actividad de negocio con el objetivo de mejorar la productividad y reducir costes.