El fabricante japonés de neumáticos para automóviles Bridgestone tiene previsto cerrar 2009 en equilibrio, lo que contrasta con los beneficios netos de 10.412 millones de yenes (77,5 millones de euros al cambio actual) que logró la empresa durante 2008, informó la firma en un comunicado. La multinacional explicó que esta reducción de su previsión de beneficio neto para el presente año es consecuencia de la disminución de los volúmenes de ventas, así como del incremento de los costes fijos de la empresa a causa de los bajos niveles de producción y del efecto negativo del tipo de cambio del yen frente a otras divisas.