El fabricante japonés de neumáticos Bridgestone anunció hoy que en la primera mitad de 2009 tuvo una pérdida neta de 38.337 millones de yenes (280 millones de euros), debido a la apreciación del yen y la crisis económica.