El regulador brasileño obliga a Shell a vender sus activos de combustibles para aviones.
Code, el regulador brasileño, ha resuelto que Royal Dutch Shell debe vender sus activos de combustibles para aeronaves Jacta por un problema de concentración indebida entre los tres distribuidores: Jacta, Shell y BR Distribuidora.
 
La compañía que compre estos activos adquirirá también el derecho a participar como un abastecedor de combustibles para aeronaves en los aeropuertos de Sao Paulo, de Río de Janeiro, y de Pernambuco.