Las acciones de la firma hipotecaria británica Bradford & Bingley (B&B) se desplomaron un 18,03% en la Bolsa de Londres como consecuencia de la decisión del fondo de capital riesgo TPG de renunciar a la adquisición del 23% de la entidad por el que habría abonado 179 millones de libras esterlinas (226 millones de euros) y acumula un decenso en su cotización del 82% desde principios de año. La renuncia de TPG se produce tras la decisión de la agencia de calificación crediticia Moody's de rebajar los 'ratings' de la hipotecaria británica ante el deterioro del negocio de la entidad y el incremento de los impagos. De este modo, la firma de capital riesgo anunció su intención de ejecutar una de las cláusulas del acuerdo alcanzado el pasdo 2 de junio con B&B que la liberaban de realizar la adquisición del 23% de la hipotecaria.