BPI cree que la compañía ha confirmado sus sólidos fundamentales e insisten en la gran visibilidad de resultados futuros. Asimismo, estos expertos que tienen una recomendación de compra con precio objetivo de 31,40 euros, prevén un fuerte crecimiento de su negocio gracias a su cartera de pedidos. También prevén que sus márgenes se mantengan estables entre el 5,9% y el 6,1% en 2009-11.