BPI ha considerado de manera positiva la compra del 5% de ACS por parte de Miguel Fluxá, propietario y presidente del grupo Iberostar. BPI interpreta este movimiento como una atención a los inversores y un refuerzo del accionariado principal de la constructora y aconseja “acumular” con precio objetivo de 54,85 euros por acción.