El cierre semanal del índice Bovespa perdiendo los mínimos del año pasado en 52.000 puntos, confirmando también la pérdida, semanas atrás, de la directriz alcista desde los mínimos de 2011.

 Las proyecciones bajistas de las triangulaciones técnicas apuntan a cotas de 40.000 o inferiores, si bien a corto plazo los mínimos de 2011 en 47500 puntos (-8% de caída desde estos niveles) sería su primera referencia de soporte. La compresión de las medias semanales, la cual se encuentra resolviéndose a la baja, hacen más probable el escenario bajista comentado.

Recomendación: VENDER.