El presidente del Santander, Emilio Botín, ha enviado una carta a los accionistas en la que afirma que el banco ha repartido un dividendo global de 4.812 millones de euros en 2008, lo que le convierte en "el banco del mundo que más dividendo reparte en efectivo entre sus accionistas". Botín indica en la misiva, firmada por él, que en el actual contexto económico y financiero, la política de dividendos del Santander es "prioritaria" para el consejo de administración y muestra su compromiso con sus más de 3 millones de accionistas. Esta política, agrega el presidente del Santander, "refleja la fortaleza, solvencia y confianza del banco para seguir generando buenos resultados y creando valor para los accionistas en el futuro".