El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha asegurado que la entidad va a cumplir con sus objetivos propuestos para el 2007 y que va a ganar más de 8.000 millones de euros de beneficio neto sin contar los ingresos extraordinarios, un nuevo máximo histórico. El Grupo Santander ha conseguido en 2006 un beneficio récord de 7.596 millones de euros, un 22,1% respecto al ejercicio anterior. En una carta dirigida a sus empleados, Botín señala que en un año en el que muchos bancos internacionales han visto recortado sus beneficios y su valor en bolsa por la crisis financiera, al Santander no le ha ocurrido lo mismo.
El presidente del Santander añade que la entidad ha cerrado este año la "mayor operación corporativa de la historia financiera internacional", en referencia a la compra compartida del holandés ABN Amro, y ha sido el único banco del Eurostoxx 50 que se ha revalorizado. Botín recuerda que la entidad ha superado en ese "año histórico", en el que el banco cumplió 150 años, una capitalización bursátil de 92.500 millones de euros, lo que le permite ocupar el puesto número ocho en el ránking de los mayores bancos mundiales, frente al puesto doce del inicio del 2007. Gracias a esta mejora y a las pérdidas en bolsa de histórico primer banco del mundo por capitalización, el estadounidense Citigroup, la diferencia en valor bursátil con esa entidad es ahora de 7.100 millones de euros, cuando hace un año les distanciaba 120.000 millones de euros. En la carta, Botín alaba la labor de sus trabajadores y asegura estar convencido de que el foco de la entidad en la banca comercial y en el cliente, con su posicionamiento por geografía y negocios y con la "tradicional prudencia en riesgos que nos caracteriza", les permitirá seguir creciendo de "forma sólida y sostenible".