El presidente del Santander, Emilio Botín, cumple hoy 75 años sin que haya manifestado hasta el momento su intención de abandonar el timón de la entidad cántabra, tras permanecer más de dos décadas al frente de la entidad y 50 años en el consejo de administración del banco, al que accedió con tan sólo 24 años. Botín, que fue ratificado en su cargo por la junta de accionistas el 21 de junio de 2008, accedió a la presidencia del Santander en noviembre de 1986, tras la decisión de su padre, Emilio Botín-Sanz de Sautuola y López, de abandonar la presidencia del Banco Santander y Bankinter a la edad de 83 años.