El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha segurado que la crisis de liquidez que afecta actualmente a los mercados financieros de todo el mundo se resolverá pronto, porque no responde a razones fundamentales. Botín hizo esta predicción durante su intervención en la clausura del Día del Inversor que la entidad celebró en su Ciudad Financiera de Boadilla del Monte ayer y hoy y que ha contado con la participación de gran parte de la cúpula directiva de la entidad. Hemos visto en las últimas semanas un claro ajuste de la situación financiera internacional, que ha originado tensiones de liquidez, ha elevado el coste del riesgo y ha penalizado los excesos en el uso de algunos instrumentos financieros en materia de crédito, dijo Botín, para mostrar a continuación su confianza en que la situación se resolverá en breve.