El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, confió hoy en "poder dar un anuncio" pronto sobre su negocio en China, donde mantiene conversaciones desde hace tiempo con el segundo mayor banco del país, el China Construction Bank. Durante la presentación de resultados de la entidad, que aumentó sus ganancias en 2009 un 1% y rozó los 9.000 millones de euros, Botín confirmó la voluntad del banco de incrementar su presencia en el mercado asiático, así como que sus iniciativas en Rusia están por el momento "congeladas".