La Federación de Metal, Construcción y Afines de UGT comunicó hoy que la dirección de la división española del fabricante de componentes Bosch se ha comprometido a mantener su actividad industrial en todas sus plantas en España hasta el mes de diciembre de 2012, cuando finaliza el Acuerdo Marco de Condiciones Laborales. La garantía de la actividad industrial ha sido la condición previa impuesta a la compañía para que UGT firmara el acuerdo, que también asegura una homogeneidad en las medidas sociales y en las condiciones económicas que se adopten para los trabajadores.