Borja Prado será nombrado presidente del grupo Endesa en sustitución de José Manuel Entrecanales, según Europa Press. En la actualidad, Prado es  consejero de la eléctrica y presidente de Endesa Chile. Entró en el consejo de la compañía en junio de 2007 y está previsto que ocupe su nuevo cargo a partir de la reunión que el máximo órgano de gobierno de la eléctrica celebrará la próxima semana.
Por otra parte,  el italiano Andrea Brentan se convertirá en el primer ejecutivo de la compañía, informaron a Europa Press en fuentes del sector.

Brentan, hombre fuerte de Enel en España desde su desembarco en Endesa, sustituirá así a Rafael Miranda, que ha ocupado el cargo de consejero delegado en la época de transición en la que los italianos y Acciona compartieron el control de la eléctrica.

Por su parte, fuentes de Enel consultadas por Europa Press eludieron confirmar la noticia y afirmaron que no comentaban "especulaciones" sobre estos posibles nombramientos.

Prado, que entró en el consejo de Endesa en junio de 2007, será nombrado nuevo presidente en la reunión que el máximo órgano de gobierno de la eléctrica celebrará la próxima semana, el martes 24 de marzo.

Borja Prado es máximo responsable de Mediobanca en España y Portugal, uno de los bancos protagonistas en la entrada de Enel en la eléctrica española.

Nacido en Madrid en 1956, es abogado e hijo de Manuel Prado y Colón de Carvajal. Además, es consejero de Telecinco y Willis España y presidente de Almagro Asesoramiento e Inversiones. También ha sido vicepresidente del banco de negocios Lazard en España y consejero de Rothschild España y de Recoletos Grupo de Comunicación.

Por su parte, Brentan, que forma parte de Enel desde 2002, desempeñó cargos de responsabilidad en la eléctrica italiana GIE y hasta 1999 ejerció como director financiero de la italiana Sae Sadelmi, perteneciente al grupo de ingeniería ABB. Entre 2000 y 2002 dirigió el negocio mundial de plantas de generación de la francesa Alstom.

SALIDA DE ACCIONA.

Así, la marcha de Entrecanales hará perder a Acciona el voto de calidad que hasta el momento le permitía inclinar a su favor las decisiones adoptadas por el consejo paritario de la compañía, e irá acompañada de la salida de los cinco directivos de Endesa elegidos por Acciona, entre los que figuran el director general adjunto a presidencia, Esteban Morrás; el director general económico financiero, Juan Gallardo, y el director de comunicación, Pío Cabanillas.

Pese a que aún se desconoce si Entrecanales continuará como consejero de Endesa, Acciona conservará cinco de los diez puestos del consejo durante los seis meses en los que tarde en ejecutarse la venta de al menos el 75% de los activos renovables e hidráulicos recogidos en el acuerdo de finales de febrero con Enel.

De esta forma, en el órgano rector de la eléctrica continuarán como representantes dominicales de la constructora Carmen Becerril, Valentín Montoya y Estaban Morrás, así como Fernando d'Ornellas, quien ejerce en calidad de 'independiente', pese a haber sido propuesto por Acciona.

En el consejo transitorio de Endesa se mantienen los representantes de Enel --Luigi Ferraris y Claudio Machetti, además de Prado y Brentan--, así como Rafael Miranda.

RENOVACIÓN TOTAL DEL EQUIPO DIRECTIVO.

Fuentes del sector indicaron a Europa Press que los cambios en la cúpula de Endesa implicarán también una completa renovación del equipo directivo, compuesto hasta ahora por hombres de confianza de Miranda.

Al tiempo que se mantiene la paridad entre Enel y Acciona, se renuncia expresamente, según consta en el punto 10.2 del contrato de febrero, al ejercicio del voto de calidad y se supedita cualquier obligación o compromiso de Endesa a la firma de dos representantes nombrados por el consejo.

Este punto establece además que el consejo no abordará materias reservadas salvo las referidas a inversiones necesarias para mantener el funcionamiento de la actividad ordinaria, y contempla la creación de un grupo de trabajo de cuatro miembros para la supervisión de la venta de activos de Endesa a Acciona.

SEIS MESES PARA EL 75%.

Antes del 20 de agosto, seis meses después de la firma del acuerdo, debe traspasarse a Acciona al menos el 75% de los 2.105 megavatios (MW) de activos renovables e hidráulicos de Endesa. En ese momento, Enel pagará 8.200 millones a Acciona.

En los seis meses posteriores, debe completarse el traspaso del 100% de los activos, valorados en 2.889 millones. De esta forma, se resuelve el ejercicio anticipado del 'put' de venta por 11.107 millones del 25% de Acciona en Endesa.

Los activos eólicos en construcción incluidos en la transacción serán transferidos una vez estén operativos con la totalidad de la inversión incurrida y desembolsada. Todos los activos transferidos deben estar además libres de deuda.

Por otro lado, Enel se ha dirigido a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y a todas las autoridades pertinentes para pedir información y consultarles si su escalada accionarial en Endesa, del 67% al 92% del capital, precisa de su aprobación.