El grupo Borges prevé concentrar su expansión internacional en los países emergentes y, en concreto, en Brasil, Rusia, India y China (conocidos como BRIC) con el objetivo de que estos mercados supongan el 50% de las ventas en el plazo de diez años, según señaló hoy el consejero delegado de la empresa leridana, Josep Pont. En el marco de una conferencia sobre 'El proceso de internacionalización: cultura, valores y oportunidades' organizada por PricewaterhouseCoopers y La Vanguardia, Pont explicó que las expectativas para Brasil son "óptimas" y que Rusia está funcionando bien, mientras que en India es más complicado porque implica un cambio cultural gastronómico y China es el único de los cuatro países donde todavía no tienen filial. "Las grandes oportunidades están en los países emergentes", sentenció. En cambio, los países maduros tienen "crecimientos pobres", como ocurre en Estados Unidos y en la Europa Occidental. Pont aseguró que no abandonarán ningún mercado, pero potenciarán los emergentes, sobre todo los BRIC.