Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense borraban el jueves buena parte de sus pérdidas, ante una renovada demanda después de que los rendimientos del papel de referencia alcanzaran el 4 por ciento. La compra de bonos dejó en un segundo plano cualquier reacción del mercado a la publicación de los datos sobre el desempleo semanal y las ventas minoristas de mayo. "El rendimiento del bono a 10 años se mantiene por el momento en el nivel psicológico del 4 por ciento", dijo Chris Rupkey, economista de Bank of Tokyo/Mitsubishi en Nueva York.