Los movimientos bajistas en las bolsas mundiales podrían acusarse en el medio plazo.


Esta semana hemos asistido a importantes caídas en las principales bolsas mundiales, al margen de índices como el IBEX35, que desarrolla un movimiento bajista más maduro:



USA y China han cerrado la semana con caídas en torno al 5%, Brasil con caídas superiores al 8% y Rusia con caídas de más del 11%.


El movimiento bajista iniciado en las principales bolsas del mundo a mediados de marzo parece ser una continuación bajista del movimiento a la baja del pasado verano. Técnicamente destaca el cambio de tendencia en las medias mensuales, con la mayor parte de índices cotizando por debajo de las mismas y en situación de fuerte compresión, lo que hace probable un movimiento bajista de cierta importancia para el medio plazo:












El cierre semanal del IBEX deja al selectivo aparentemente libre en el medio plazo a los mínimos de 2002-2003 en 5200 puntos. Esta idea, caso de materializarse, no es incompatible con importantes reacciones al alza, que esta vez tendrían resistencia en el anterior soporte de 7500 puntos: