El ánimo de los mercados mundiales mejora por los progresos de Grecia para solventar sus problemas fiscales y por la menor preocupación sobre el plan de China de subir los tipos de interés. Las bolsas europeas podrían abrir al alza.