Boeing  planea asumir un cargo contable de casi 1.000 millones de dólares en el tercer trimestre debido a las dificultades asociadas a su avión de carga 747-8, en momentos en que los primeros aviones están siendo ensamblados. Los problemas hicieron que la empresa vuelva a postergar el primer vuelo y las entregas de la nave. El anuncio se realizó después de que la compañía informara que en el tercer trimestre entregó 113 aviones comerciales, 12 menos que en el segundo trimestre, pero 29 más que en el mismo período del año pasado, cuando la empresa fue afectada por una huelga.