El Banco de Inglaterra (BoE) anunció el jueves que inyectará 10.000 millones de libras (13.900 millones de euros ó 20.600 millones de dólares) en los mercados monetarios, en medio de la contracción crediticia generada por la crisis 'subprime' en Estados Unidos. El gobernador del Banco de Inglaterra (central), Mervyn King, advirtió asimismo que existe un riesgo de una contracción del crédito más sustancial en los próximos meses. El BoE anunció en un comunicado que los fondos adicionales serían suministrados 'para aliviar las preocupaciones de que las condiciones del mercado monetario serán particularmente ajustadas a fin de año, y para dar mayores garantías a los bancos en su manejo de las posiciones de liquidez durante este periodo'.