La automovilística BMW dijo que 2009 será un año de transición en el cual se centrará en la administración de sus finanzas para asegurar su independencia. Las previsiones para 2009 en los mercados de automóviles son de una caída de ventas de un 20 por ciento, y BMW ve imposible hacer previsiones fiables en este entorno. El mayor fabricante mundial de coches de alto nivel dijo el miércoles que, tras un inevitable declive en las ventas de vehículos este año, el volumen volverá a crecer en 2010 gracias a lanzamientos programados de modelos altamente rentables.