Los bancos Banca Monte Parma (BMP), ING Bank y Merrill Lynch han llegado a un acuerdo económico con la multinacional alimentaria italiana Parlamat con el objetivo de evitar el proceso judicial iniciado a raíz de la quiebra del grupo, que entró en bancarrota en diciembre de 2003. Según dio hoy a conocer Parlamat a través de tres comunicados distintos, BMPS se ha comprometido a pagar un total de 35 millones de euros, mientras que Merrill Lynch pagará 29 millones e ING Bank, ocho millones. El pago de estas cifras constituye parte del pacto que los bancos han cerrado con Parmalat para retirar las disputas judiciales emprendidas tras el crack financiero de la empresa.