Las acciones del holding de mercados españoles BME, fuertemente castigadas en bolsa en el último año de crisis financiera, subían más de un cinco por ciento a esta hora, después de que los datos de negocio del mes de marzo, aunque peores que el año pasado, confirmasen una cierta estabilización en los volúmenes diarios negociados. "El volumen medio diario está bastante estabilizado. Hay factores, como las emisiones de deuda con aval, que apuntan a que en los próximos meses debería ser fácil ver volúmenes medios diarios en el mismo rango", dijo Javier Bernat, analista del sector en Caja Madrid.