El volumen negociado en la renta variable española en noviembre ascendió a 151.820 millones de euros, con un incremento del 23,6% respecto al mismo mes del año anterior. El volumen acumulado en los once primeros meses se ha situado en 1,6 billones de euros, un 50,5% más que en el mismo período de 2006, según ha comunicado BME.