La empresa, que agrupa a las cuatro bolsas españolas y que comenzó a cotizar el pasado viernes, ha terminado con pérdidas sus tres primeras jornadas en el mercado y no se ha movido en ningún momento por encima del precio de salida. En su primera sesión como cotizada en el mercado continuo cedió un 4,03%, mientras que ayer bajó un 0,50 y hoy un 1,25%, hasta dejarse 1,77 euros por acción desde que su presidente, Antonio Zoido, tocó la campana virtual con la que debutó en el ruedo bursátil.