El Gobierno rumano ha solicitado al Parlamento que suspenda el debate sobre una ley para reglamentar la privatización del fabricante rumano Automobile Craiova (ex Daewoo) y su venta a Ford, por una investigación iniciada sobre este caso por la Comisión Europea (CE). El ministro de Relaciones con el Parlamento, Mihai Voicu, informó hoy de que los procedimientos legislativos sobre esta privatización "serán reanudados inmediatamente después de que la CE se pronuncie sobre la transacción". La CE inició una investigación sobre esta privatización al sospechar que el Estado había concedido ayudas estatales ilegales a Ford y que el precio de la compañía rumana estaba infravalorado.