El fondo de inversiones Blackstone entra este viernes en la Bolsa de Nueva York, una consagración que refuerza las crecientes críticas contra la riqueza de los fondos y sus ventajas fiscales, tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña. Blackstone, uno de los tres mayores fondos del mundo, va a introducir en Bolsa este viernes 12,3% de su capital para obtener más de 4.000 millones de dólares. El estado chino convino comprar el 9,7% de sus acciones, lo cual le dará a Blackstone 3.000 millones de dólares suplementarios. Blackstone gestiona más de 88.000 millones de dólares y que realizó en estos últimos meses algunas de las más grandes adquisiciones del mundo. Ha comprado, entre otras, a la compañía inmobiliaria Equity Office por 39.000 millones de dólares.