La firma estadounidense de capital riesgo ha acordado la compra a la británica British Land del 50% de Broadgate, el mayor complejo de oficinas del principal distrito financiero de Londres. La operación valora el complejo de oficinas en 2.100 millones de libras, unos 2.355 millones de euros