Después del asesinato de Osama Bin Laden por parte de los americanos, muchos inversores se preguntan qué efectos puede tener esto en los mercados financieros. Especialmente en las materias primas y el petróleo, que fueron los primeros activos en reaccionar ante la noticia.

El lunes la bolsa de Nueva York recibía la noticia con fuerza, pero terminó con pocas sorpresas. El S&P cerraba con un descenso del 0,18%. Con respecto a las materias primas la sesión comenzaba con grandes caídas para el petróleo y el oro, aunque al final repuntó cerrando con ligeros descensos. (El crudo cerraba a 113,52 dólares mientras que el oro lo hacía por debajo de los 1.550 dólares).

La pregunta es ¿qué va a pasar? ¿Afectará la desaparición del terrorista a la cotización de las commodities? Hay que tener en cuenta que estamos en estado de alerta, y que las probabilidades de nuevos atentados se han incrementado después de la desaparición del líder de Al Qaeda. Esto unido a los conflictos en Oriente Medio y Libia puede incrementar la volatilidad los precios de las materias primas. Sin embargo muchos analistas estiman que las bajadas en los precios de las materias primas no tendrán mucho impacto a largo plazo, (siempre y cuando no se produzcan atentados)

Recordemos la debilidad en la que se encuentra el dólar después de la rueda de prensa ofrecida la semana pasada por Bernanke. Esta debilidad no hace más que fortalecer el oro, que aunque pueda tener ligeros descensos es una materia prima que de momento se encuentra en tendencia alcista, aunque ayer cerró la sesión con un descenso de 0,44%.

Respecto a la plata el CME anunció ayer el aumento del margen de requerimiento para operar la plata, pasando este margen a 16.200 dólares por contrato, que representa un incremento del 11,6%. Este hecho es lo que ha provocado el importante descenso sufrido por la plata, que ayer dejaba un descenso de más de un 5%.

Respecto al petróleo ayer volvía a caer en Londres y Nueva York, cerrando el WTI (plazo Junio) a 111,05 y el Brent a 122,45. Sin embargo estas caídas se corresponden a la toma de beneficios por parte de los inversores, es decir, de Bin Laden nada de nada.