La capacidad de hacer una fortuna invirtiendo el dinero de otros se dificultará en las próximas décadas, según el rey de los instrumentos de deuda, Bill Gross.  El fundador de la enorme administradora de bonos Pacific Investment Management Co. señaló en su carta mensual que los inversionistas debieran esperar tasas de retorno más bajas de las que se habían acostumbrado hace apenas un par de años, dado que el desapalancamiento, la vuelta a la regulación, las alzas tributarias y los límites a las compensaciones están haciendo más dura la vida. Recomendó inversiones a corto plazo en las que continuos bajos rendimientos y protección de precios son más probables. Gross hizo además un llamado a generar presupuestos equilibrados una vez que se asegure una recuperación sostenida para así desviar los efectos negativos del gasto público sobre el tipo de cambio y el mercado de bonos.
Los planes del Gobierno estadounidense de emitir títulos del Tesoro por hasta US$3 billones este año calendario, y ofertas netas por cerca de US$2 billones -casi cuatro veces la oferta del año pasado- están generando una curva de rendimientos de títulos del Tesoro más pronunciada y un alza en los rendimientos de títulos a mediano y largo plazo.