El presidente de la Reserva Federal de EEUU, Ben S. Bernanke, afirmó que el banco central estadounidense está preparado para endurecer su política monetaria y retirar las medidas excepcionales para estimular la economía cuando las perspectivas económicas hayan mejorado "suficientemente", aunque aseguró que será necesario apoyar a la economía por un periodo prolongado.